Checa se sitúa a una altitud de 1.363 metros sobre el nivel del mar y ocupa una extensión de 189,78 km2, siendo uno de los municipios más extensos de Castilla-La Mancha. Se encuentra enclavado en un valle, flanqueado por dos altos cerros, El Picorzo y Pedro Maza, y un hermoso pinar conocido como Dehesa de La Espineda; al Sur Sierra Molina. Declarado Parque Natural en el año 2000, en él destacan sus valores geológicos y de vegetación, fauna y paisaje. Forma parte del Geoparque Molina- Alto Tajo incluido en la Red Europea de Geoparques desde 2014. 

El municipio de Checa obtuvo el privilegio de Villa en el año 1553.  Se halla ubicada en el corazón del Parque Natural del Alto Tajo, uno de los espacios naturales de Castilla La Mancha, que alberga el 20% del total de especies de la flora ibérica. Edificada entre barrancos, y con una relación estrecha con el agua, el río Genitoris en su corto curso de agua (2 km.) atraviesa inusitadamente la villa dividiéndola en dos barrios. Pegado a las casas, forma dos saltos de agua a modo de cascadas, y es atravesado por cinco puentes antes de confluir sus aguas en el río Cabrillas; todo esto da a Checa un pintoresco atractivo y originalidad. 

A primera vista destacan sus blancas casas y el entorno del río. La cal blanca de las fachadas, confiere a Checa un “carácter andaluz”, que tiene mucho que ver con la trashumancia tradicional, y de ahí la importación de su uso proveniente de Andalucía.

Destacan sus plazas presididas por notables edificios y casonas formando un llamativo conjunto arquitectónico: La Plaza de Don Lorenzo Arrazola, con el edificio del Ayuntamiento, del siglo XVII, el Museo de la Ganadería y la casa de los Pelegrines; La plaza de Tiro de Barra donde sobresale la Casa Solariega de los Condes de Clavijo, ahora Hostal La Gerencia; La Plaza de la Iglesia, en la que destaca el notable edificio de la Iglesia de San Juan Bautista (S. XVII) de origen románico.

ENTORNO NATURAL

Declarado Parque Natural en el año 2000, en él destacan sus valores geológicos y de vegetación, fauna y paisaje. Destacan en el entorno de Checa:

  • Aguaspeña, donde nace el río Genitoris, un paraje de singular belleza,  con impresionantes estructuras naturales formando una bella cascada y uno de los rincones más atractivos y sugerentes de Checa. Frente a ella,encontramos el Yacimiento Arqueológico de Castil de Griegos y la Necrópolis del Puente de la Sierra.
  • En la Espineda, el Área recreativa “Fuente de los Vaqueros”,  es precioso paraje donde pasar una agradable jornada rodeados de majestuosos pinos, fuentes y puentes que dotan al lugar de una especial singularidad.
  • La Tejera, enclave de interés Geológico Internacional, donde se pueden conocer y aprender los secretos de las rocas, algunas muy singulares e incluso únicas como el Dropstone, roca arrastrada por un glaciar hace millones de años y los Graptolitos, fósiles de pequeños seres marinos. 

Si nos adentramos hacia la Sierra, la naturaleza en estado puro se abre ante nuestros ojos, el Polje del Cubillo, el Molaton, Rambla Malilla o La Cueva del Tornero son ejemplos de naturaleza en estado puro.

Por la localidad de Checa discurren varias rutas de interés: el sendero de Gran Recorrido GR-10 que se une al Camino del Cid, GR-160 en el tramo hacia Chequilla, el Camino Natural del Alto Tajo, así como varias rutas generales y geológicas del Parque Natural.

Para más información visita www.checa.es